Sistema GHAS® para zonas sísmicas

Un movimiento sísmico es un evento singular que tiene como consecuencia una serie de peculiaridades en el comportamiento mecánico de los edificios y, en particular, de los muros de fábrica, para las cuales no son de aplicación los criterios generales que se utilizan en el análisis estructural frente a las acciones habituales debidas al peso o al viento.

La principal peculiaridad se debe a que el efecto del sismo no procede de una acción directa sobre los elementos constructivos, como puede ser el viento; sino que es la consecuencia de una aceleración del terreno en el que se asientan y, por consiguiente, la intensidad de la acción sísmica es proporcional a la masa o acción gravitatoria sobre el elemento. En general, el peso constituye un ingrediente fundamental para la estabilidad de los muros de fábrica; sin embargo, ante un evento sísmico, el peso opera en contra puesto que incrementa los efectos de la agresión.

Otra singularidad del efecto de un terremoto, que convierte a los muros de fábrica en elementos especialmente vulnerables, es la imposibilidad de que éstos acompañen en sus movimientos a los elementos en los que se conectan. Los muros de fábrica tienen una enorme rigidez, si se comparan con cualquier otro elemento estructural. En general, la rigidez es una propiedad deseable para un buen comportamiento mecánico; sin embargo, frente a la acción del sismo, la rigidez se vuelve contraproducente si no va acompañada de ductilidad suficiente.

Los criterios de diseño frente al sismo se fundamentan en conseguir la estabilidad necesaria para mantener el equilibrio y la ductilidad suficiente para conservar la integridad en presencia de movimientos importantes.

El SISTEMA GHAS® proporciona los recursos apropiados para conseguir las dos propiedades anteriores en los muros de fábrica. Estos recursos son los anclajes GEOANC® y la armadura GEOFOR®, ambos con un diseño específico “antisismo” que los hace especialmente idóneos ante eventos de esta naturaleza.

Los anclajes GEOANC® del SISTEMA GHAS® garantizan la estabilidad de los muros ante la tendencia al vuelco. Su diseño “antisismo” proporciona simultáneamente las dos prestaciones fundamentales: RETENER y DESVINCULAR. La capacidad de los anclajes GEOANC® para resistir acciones horizontales elevadas, permite un dimensionado por cálculo, según la normativa vigente, que garantiza en todo momento la transmisión a la estructura de las fuerzas ocasionadas por el sismo. Además, su configuración geométrica con libertad de movimiento vertical, independiente del elemento estructural al que se conectan, evita el trasvase de carga gravitatoria, liberando a los muros de fábrica de los efectos provocados por las coacciones impuestas en los puntos de anclaje.

La armadura GEOFOR® del SISTEMA GHAS® proporciona la ductilidad imprescindible para mantener la integridad de los muros de fábrica ante fuertes movimientos. Su diseño exclusivo consigue tres prestaciones esenciales para una respuesta adecuada de los muros de fábrica frente al sismo: RESISTENCIA, DUCTILIDAD y TRASMISIÓN DE ESFUERZOS garantizada.

El dimensionado por cálculo permite decidir en todos los casos la cuantía de armadura suficiente para resistir la flexión ocasionada en los muros por el sismo. La configuración geométrica de la armadura, en forma de celosía triangulada hace que sea especialmente indicada para resistir importantes esfuerzos cortantes derivados del efecto de los terremotos. Pero la principal característica de la armadura GEOFOR® es poder garantizar el solape, que es la condición imprescindible para la trasmisión de esfuerzos entre armaduras contiguas. Cuando la trasmisión de esfuerzos horizontales se interrumpe por un solape deficitario de las armaduras, no se consigue ni la resistencia ni la ductilidad deseadas en el muro, aun en el caso de respetar las cuantías mínimas para estos fines. Por esta razón, la armadura GEOFOR® es la única en el mercado que realmente permite garantizar en todo momento las prestaciones esenciales para un adecuado comportamiento de los muros sometidos a la acción del sismo.