Estanquidad

La protección frente a la penetración de humedad a través de los muros de fábrica se puede conseguir interponiendo barreras impermeables, aunque la medida más eficaz se consigue cuidando los detalles de encuentro en la fase de diseño y ejecución de la obra, para prevenir la entrada de humedad en el edificio a través de los muros.

En los muros de fachada se debe prevenir la entrada de humedad procedente del terreno, del agua de lluvia y de la condensación intersticial. El dimensionado y posición del material aislante, así como la eliminación de puentes térmicos, son factores determinantes para prevenir el riesgo de humedades de condensación.

Las prestaciones de los muros de fábrica relacionadas con este requisito se determinan en función las condiciones climáticas del edificio y de la función de los muros de fábrica. Los procedimientos para justificar el cumplimiento de los requisitos de estanquidad están contenidos en el Documento Básico HS “Salubridad”. Sección 1: “Protección frente a la humedad”, del Código Técnico de la Edificación.

Descargar Libro (Cap.5.2 - Páginas 199-216)